ACEP se manifiesta sobre Colypro

En virtud de las recientes noticias divulgadas por COLYPRO durante estos últimos días, así como las consultas realizadas por algunos de ustedes que han sido visitados por este ente y recibido una carta en referencia al tema de la colegiatura de sus profesionales, la Junta Directiva de ACEP ha solicitado el criterio fundamental a su asesor legal Lic. Esteban Chacón, mismo que compartimos con ustedes. Es importante aclarar que esto es un abordaje general y que cada Centro Educativo posee diferentes enfoques en sus políticas de contratación. Lo que es necesario tener en cuenta, tal y como se deriva del pronunciamiento que les enviamos, es que no son las Instituciones las responsables de dar respuesta a COLYPRO ni a CENTROS PRIVADOS MEP, ya que, en primera instancia, la colegiatura no es competencia del MEP y segundo, el responsable de la misma es el profesional y no la Institución. De acuerdo a lo anterior, dejamos claro que nuestro objetivo es brindarle el fundamento legal con respecto a este tema que de alguna forma y a través de los medios de comunicación, está poniendo en entredicho la calidad de la enseñanza que promueve ACEP dentro de sus Asociados.

Recientemente, COLYPRO ha lanzado una nueva campaña de ataque a la generalidad de Centros Docentes Privados del país en la que asimilan, con un alarmismo y amarillismo irresponsable, la idoneidad del profesorado, con el cumplimiento del requisito de afiliación a dicho Colegio Profesional.

Denuncian ante la opinión pública, hechos aislados sin nombres de profesores ni de Colegios, satanizando la educación privada y, de forma lamentable, socavando la confianza del público en un segmento de nuestro sistema educativo que puede demostrar, sobradamente, con resultados históricos, la labor exitosa que desarrolla a nivel nacional.

Si tuviéramos que aplicar el concepto de idoneidad que impulsa ese Colegio Profesional en algunas de sus manifestaciones, nos veríamos forzados a concluir que varios Ministros de Educación de nuestro país, no debieron ni deberían, ejercer el cargo.

El COLYPRO está llamado, entre otras cosas, a presentar denuncias contra los profesionales que presuntamente ejerzan ilegalmente la profesión. Eso no admite discusión. Sin embargo, carece de sustento legal, pretender trasladar esa obligación a la Dirección de Educación Privada del Ministerio de Educación Pública y aún más, a la Asociación de Centros Educativos Privados. Cada profesional en educación entonces, es el responsable de cumplir con los formalismos y procedimientos de inscripción que su Colegio profesional le requiera y, en caso de incumplimiento, enfrentar las consecuencias.

No corresponde a las entidades mercantiles ni asociativas, que operan instituciones educativas en Costa Rica sancionar, ni mucho menos trasladar denuncias, en contra de profesionales adscritos o no al Colegio Profesional. Como ya se ha indicado, estas entidades carecen de esas potestades legales y/o, de la información que permita su valoración.

Cada año, en cumplimiento del Decreto 24017 – MEP y de cada normativa interna propia, los Colegios Privados envían a la Dirección de Educación Privada del Ministerio de Educación Pública, la nómina de los profesionales a cargo de impartir sus lecciones. Es, precisamente a partir de esas nóminas de profesores, que COLYPRO puede (y ha podido),

realizar su control e iniciar, si así lo determina procedente, las denuncias en contra de aquellos que laboren sin los requisitos de ley.

Esa misma normativa impone a las Instituciones Privadas de Educación para ser equiparadas por el MEP, dotar sus Instituciones del equipo, personal y programas idóneos para desarrollar el proceso educativo. Es entonces, en la etapa previa a su equiparación, y en la posterior de funcionamiento, que el proceso de fiscalización a cargo del MEP (y los resultados de cada curso lectivo), realizará el control de esas obligaciones que, adicionalmente encuentran, en la normativa administrativa (Ley General de la Administración Pública, Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso Administrativa), los medios de control y sanción (proceso de lesividad) para asegurar su cumplimiento.

La ACEP fue fundada para promover la defensa y respeto al ejercicio del Derecho a la Educación, consagrado en nuestra Constitución Política como una libertad fundamental, así como para impulsar opciones diferenciadas de oferta educativa que venga precisamente, a garantizar ese Derecho en libertad. Por ello, condena los ataques generalizados e irresponsables lanzados en contra de la educación privada en nuestro país, minimizando el aporte monumental que esta actividad y sus fines, han aportado a la sociedad costarricense.

ACEP se manifiesta sobre Colypro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba